Una de las peores consecuencias que nos ha dejado la crisis sanitaria derivada del Covid19 es la enorme cantidad de sectores que se han visto afectados económicamente. Algunos, como la hostelería o el turismo, literalmente llevan meses cerrados o con permiso para atender a aforos muy reducidos.

La consecuencia inmediata ha sido una cascada de ERTES y ERES que han traído aparejados unos niveles enormes de desempleo, que además, no preveíamos, ya que la situación económica inmediatamente anterior a la crisis era positiva.

Si a una situación de cierta prosperidad y estabilidad económica mantenida en el tiempo, añadimos un largo periodo de niveles bajos en los intereses hipotecarios, tendremos como resultado que mucha gente, que ahora está en el paro, había accedido a una hipoteca antes de la crisis derivada del coronavirus, ya que consideró que era un magnífico momento.

El mayor miedo de la sociedad, después de perder la salud, es perder su vivienda, por ello, el no poder hacer frente al pago de la hipoteca genera una enorme carga de estrés en las personas afectadas.

Las autoridades han legislado para promulgar normas que protejan a las personas afectadas por ERTES o desempleo en todo lo relacionado con el pago de hipotecas, en lo que se han venido a llamar “moratorias”. Sin embargo, esta protección, es solo en parte, ya que la variación en la retribución de una persona que pierde su empleo puede ser muy grande, y la prestación de desempleo no suele bastar para hacer frente a los gastos de una familia.

Cómo pagar la hipoteca en situación de desempleo

Las preguntas que la gente suele hacerse son, ¿Cómo pago la hipoteca si me quedo en paro? ¿se pude renegociar la hipoteca? ¿puedo pedir un préstamo si estoy en paro?

Animamos a todas las personas afectadas a acudir a su entidad financiera a consultar las posibilidades de aplazamientos o renegociación que tienen, ya que como explicamos, se están promoviendo leyes a todos los niveles.

No obstante, desde Fintonic, como expertos en seguros, queremos recomendaros una solución, que además de inmediata, es muy económica, y os aportará mucha tranquilidad de cara a poder pagar vuestra hipoteca, y es contratar nuestro Seguro de Protección de Recibos.

Los seguros de protección de pagos, que también suelen llamarse así, no son muy conocidos ya que normalmente los ofrecen las empresas de energía para proteger únicamente sus recibos y la gente los confunde con una opción más de su contrato de la luz o el gas.

Sin embargo, en Fintonic, nos hemos aliado con MetLife, una aseguradora presente en más de 50 países y experta en este tipo de seguros, para ofrecer a nuestros clientes el mejor seguro de protección de recibos del mercado.

Decimos con tranquilidad que es el mejor por dos motivos principalmente, su versatilidad, ya que cubre recibos de cualquier proveedor, no de una empresa concreta, y de muchos tipos (luz, gas, agua, internet, telefonía, entretenimiento on-line..), y su precio, ya que desde 1,95 € al mes puedes estar protegido.

El precio nos parecía importantísimo, ya que por muy bueno que fuese el seguro, además, y dada la situación, debíamos conseguir un seguro enormemente accesible.

Con él, cada mes tendremos disposición de una liquidez que nos vendrá fenomenal para poder pagar la hipoteca, que es en verdad, el gasto que más nos preocupa.

Creemos que es la mejor aportación que desde Fintonic podemos hacer a nuestros clientes en un momento así.