¿Cómo se cancela un préstamo personal? ¿Cómo se hace? Seguramente te hagas esta pregunta si estás a punto de solicitar uno. Pero, como imaginas, si finalmente no necesitas el dinero o ya lo has recuperado, puedes volver atrás y cancelarlo. Claro que, es importante que sepas cómo hacerlo.

Cómo cancelar un préstamo personal

Antes de nada, ¿qué significa cancelar un préstamo personal? Significa dar por terminado un contrato devolviendo el dinero que la entidad financiera ha prestado junto con los intereses asociados a la operación.

Una cancelación de un préstamo personal puede realizarse en cualquier momento. ¿Qué motivos nos llevan a hacerlo? Estos son los principales:

Motivos para cancelar un préstamo

  • El producto financiero ha dejado de ser interesante para el usuario
  • El usuario ha encontrado otro préstamo personal que le encaja más
  • Ya se dispone del dinero y se cancela para ahorrar los intereses
  • Se cancelan todas las deudas para unirlas en un único préstamo y así pagar una sola cuota mensual

Estos son algunos de los principales motivos que llevan a muchos usuarios a cancelar préstamos que todavía se encuentran dentro de plazo.

¿Cómo se cancela un préstamo personal?

Una de las mejores opciones es optando por la amortización anticipada total. Si ya se tiene el préstamo personal contratado, lo mejor es devolver el dinero que nos queda pendiente en un único pago. Cuanto antes se devuelva, menores serán los intereses a pagar. Por lo que si es tu caso, es la opción que más te conviene.

A mayores de los intereses, algunas entidades podrían cobrar comisiones por esta operación. Una comisión que en ningún momento será superior al 1% del capital si quedan más de 12 meses para que se acabe el plazo, como tampoco superior al 0,5% si el plazo es de menos de 1 año.

No obstante, realizar una amortización anticipada no es la única opción. También se puede optar por el derecho de desistimiento de un crédito.

¿Cómo se cancela un préstamo personal?

Derecho de desistimiento de un crédito: ¿qué es?

Se trata de un derecho regulado por la Ley 16/2011, del 24 de junio, referente a los contratos de créditos al consumo. Esta ley indica que “es la facultad del consumidor de dejar sin efecto el contrato celebrado, comunicándoselo a la otra parte contratante sin necesidad de indicar los motivos y sin penalización alguna”.

Es decir, sujetándose a esta ley, cualquier usuario podrá cancelar el préstamo solicitado. Pero eso sí, en un plazo de 14 días naturales desde la forma del contrato. Existe por si el usuario se arrepiente en cualquier momento del producto contratado y decide volver atrás. En estos casos, existe esa posibilidad.

Esta cancelación, al ser un ‘derecho de desistimiento de un crédito’ digamos que no tiene ninguna comisión o coste adicional. Solo habría que abonar el dinero solicitado y los intereses generados hasta ese día.

Por tanto, para cancelar un préstamo personal basándose en el ‘derecho de desistimiento de un crédito’, habría que comunicárselo de esta manera a la entidad financiera en la que se ha solicitado dicho préstamo.

¡En Fintonic te lo ponemos muy fácil!

Desde Fintonic Préstamos puede solicitar un extra de dinero cuando lo necesites. Pero además, podrás cancelarlo en el momento en el que tú quieras. Solo tendrás que ponerte en contacto con nosotros y lo daremos por zanjado.

Así que si deseas solicitar un extra y devolverlo o cancelarlo cuando quieras, recuerda que en Fintonic te daremos todas las facilidades posibles para que así sea. ¡Estamos a tu disposición!

¿Te han quedado más dudas sobre cómo se cancela un préstamo personal? ¿O sobre sus posibles comisiones y/o intereses? Pregúntanos y te ayudaremos en todo lo que sea necesario.

Consigue tu préstamo con Fintonic