¿Barajas la posibilidad de pedir un préstamo personal y no sabes por dónde empezar? En la siguiente guía te contamos todo lo que necesitas saber. ¡Estás más cerca de hacerlo posible!

Qué es un préstamo personal | Guía completa

Un préstamo personal es un producto financiero donde un banco o una compañía fintech pone a disposición del prestatario un dinero bajo unas determinadas condiciones (cuotas, plazo, intereses…).

Se trata de una opción muy popular en la actualidad, dado que permite acceder a una serie de productos o servicios que no nos podríamos permitir sin tener todo el dinero previamente ahorrado. Por ejemplo, el pago de una reforma integral, la compra de un coche, etc.

Dónde se puede pedir un préstamo

A la hora de pedir un préstamo personal, verás que hay muchas opciones a tu disposición. Entre ellas, las siguientes:

  • Plataformas que gestionan los préstamos personales entre particulares: otra opción pasa por el uso de plataformas dedicadas a la gestión de préstamos personales entre usuarios. Tienden a aportar más claridad, transparencia y tranquilidad a los usuarios que se lo están pensando.
  • Bancos: las entidades bancarias ofrecen una amplia variedad de préstamos personales a los clientes. De hecho, son una de las opciones preferidas por parte de sus usuarios, dado que a menudo reciben ofertas y puede ser más tentador, sobre todo por el simple hecho de saber que lo conceden.
  • Cajas de ahorro: este tipo de institución financiera también presta dinero a sus clientes. Aunque buena parte de las cajas han sido absorbidas por los bancos, aún quedan algunas.
  • Cooperativas: otra modalidad disponible pasa por las cooperativas de ahorro y crédito, que también ofrecen a los clientes esta modalidad de préstamo personal para ahondar ciertos gastos.
  • Empresas prestamistas privadas: siempre han existido las empresas de capital privado. Personas independientes que actúan en calidad de prestamistas y pueden ofrecer minicréditos o créditos grandes a un tipo de interés más alto a cambio de asumir un riesgo mayor.
  • Tiendas: los establecimientos como tal no ofrecen un préstamo personal al uso, pero sí que algunos permiten la financiación de sus compras. Algunos ofrecen un tipo de interés al 0% durante unos meses, lo que genera mucha expectación y hace que sea popular.
  • Empresas de tarjetas de crédito respaldadas por una institución financiera: es otra modalidad disponible a la hora de pedir préstamos personales.
consigue un prestamo con Fintonic

Requisitos que hay que cumplir para que te concedan un préstamo

A la hora de pedir un préstamo personal, cada empresa o entidad puede establecer sus propias condiciones o requisitos. Al fin y al cabo, la compañía nos está dejando el dinero porque confía en nosotros. Pero, ¿qué requisitos nos pueden pedir para darnos el préstamo personal?

  • DNI, pasaporte o carnet de conducir en vigor (+ 18 años )
  • Tener clara la cantidad que necesitas y su finalidad
  • Demostrar una solvencia o capacidad económica
  • No superar tu capacidad de endeudamiento (no se recomienda dedicar más del 30% al pago de préstamos)
  • Poder justificar tus ingresos (necesitas aportar tus últimas nóminas o el contrato de trabajo si eres asalariado o bien el alta de autónomos, la cuota de la SS o la última declaración del IVA si eres autónomo). Si no trabajas pero tienes ingresos recurrentes por otra vía, también lo puedes detallar.
  • Fotocopia de la Renta o IRPF
  • Contrato de alquiler, escrituras de la casa o declaración de bienes (en casos puntuales)

En el caso de haber solicitado un préstamo personal anteriormente, te pueden conceder el préstamo siempre que:

  • No tengas deudas actuales con impagos – si no pagas tu préstamo actual, difícilmente te van a conceder otro, dado que no serás confiable para la entidad financiera
  • No estés en una lista de morosos tipo ASNEF o RAI

¿Qué cantidad máxima se puede pedir?

Aunque cada entidad financiera establece sus propias condiciones y pueden ser diferentes de un prestamista a otro, lo cierto es que la máxima cantidad de préstamo personal suele rondar los 60.000 euros. Es decir, una cantidad que puede dar para el pago de reformas, estudios, viajes, eventos, etc.

¿Qué cantidad mínima de crédito se puede pedir?

Al igual que ocurre con la máxima cantidad a solicitar, la mínima también depende de la fintech o del banco. Suele rondar entre los 750 y los 1000 euros como mínimo.

Ten en cuenta que, para cantidades mucho más pequeñas no merece la pena, puesto que puede merecer más la pena pagar el producto a plazos con la tarjeta de crédito.

¿Cuándo pedir un préstamo?

Un préstamo personal se puede pedir por muchas razones. Estas son algunas de las más frecuentes:

Préstamo para el pago de impuestos

Si tienes más gastos que ingresos y tienes que hacer frente al pago de los impuestos, un truco para ganar un poco de tiempo pasa por pedir un préstamo para pagar los impuestos. En algunos casos, se puede fraccionar el pago, pero si no es posible puedes ir directamente al préstamo personal.

Préstamo para una reforma

Si tenemos en cuenta que el parque de viviendas es cada vez más antiguo, surge la necesidad de hacer reformas en casa. Es interesante por muchas razones, también desde el punto de vista de reformar para vender por más dinero o alquilar a una cuota mayor. Por lo que, en todos los casos merece la pena solicitar un préstamo para reformas.

Ten en cuenta que, en la actualidad están subiendo los precios de los materiales cada semana, por lo que podría salirte mas económico con el préstamo que tener que esperar unos meses más hasta tener juntado todo el dinero. Además, también te da libertad para gestionarlo todo más a tu manera, pudiendo comprar los materiales por separado y ahorrándote el recargo del intermediario.

Préstamo para un coche

El préstamo para un coche de ocasión o nuevo es otro de los motivos más frecuentes para pedir un préstamo personal. Incluso si lo que buscas es un préstamo para dar el salto a un vehículo híbrido o eléctrico.

Préstamo para el pago de estudios

Invertir en los estudios te puede abrir muchas puertas y hacerte mejorar y crecer como persona. Es otro de los tipos de préstamo personal que está totalmente a la orden del día. Pero lo mejor es que puede ser una excelente inversión para tu futuro.

Préstamo para una boda

Las bodas no son precisamente económicas. Suponen un importante desembolso económico para la pareja, lo que hace que muchos no lo duden y opten por el préstamo personal. Es una forma de tener la boda de tus sueños.

Préstamo para un viaje

¿Sueñas con hacer un viaje muy especial pero no dispones de la liquidez necesaria? En ese caso, puedes pedir un préstamo para viajar y organizar el viaje de tu vida.

¿Es lo mismo un préstamo que un crédito?

A priori, pueden parecer lo mismo, pero hay diferencias. Digamos que, a la hora de pedir un extra de liquidez, te podría resultar más interesante contratar un producto u otro, dado que el crédito es principalmente menos dinero y también requiere de menos documentación.

Normalmente, el crédito puede ser útil a modo de “chute”. Es decir, si has tenido muchos gastos de golpe y te ves un poco apurado o tienes que hacer frente a un gasto inesperado. Si es así, puedes pedir un crédito en función del límite de crédito que tengas disponible. Por ejemplo, de 1000 o 3000 euros.

¿En qué casos me conviene más pagar con la tarjeta de crédito o pedir un préstamo personal?

Si necesitas una cantidad de dinero importante para hacer frente a diversos pagos (como los comentados), el préstamo es una opción totalmente válida. Claro que, para pagos más puntuales y pequeños es más interesante la tarjeta.

Por ejemplo, si te compras el último iPhone de 1200 euros lo puedes aplazar con tu tarjeta de crédito y que te pasen las mensualidades mes a mes, para que no lo notes. Mientras que, si pides el préstamo de esa cantidad, tendrás el dinero de golpe y podrás dejar pagado el móvil al instante.

Es la diferencia entre adquirir productos pequeños e instantáneos a otro tipo de productos o servicios más costosos. Al fin y al cabo, no es lo mismo aplazar el pago de un bolso de marca que pedir un préstamo para pagar una boda.

¿Se puede pedir un préstamo estando en ASNEF?

En el caso de estar en una lista de morosos tipo ASNEF, no vas a poder pedir los préstamos convencionales. No obstante, sí puedes acceder a los microcréditos de empresas de capital privado. Claro que, ten en cuenta que los intereses suelen ser muy elevados y en algunos casos te pueden exigir garantías de pago muy fuertes, como una vivienda.

Los mejores préstamos personales del 2022

Si te planteas la posibilidad de pedir un préstamo personal este 2022, seguro que quieres conocer las mejores opciones del momento. Si es tu caso, que sepas que en Fintonic te lo ponemos fácil porque comparamos y negociamos con las principales entidades para ofrecerte el mejor préstamo, con las mejores condiciones posibles y que pagues los mínimos intereses.

Truco > consigue un préstamo personal con las mejores condiciones & paga lo mínimo de intereses

Si quieres obtener la cantidad de dinero que te hace falta y pagar lo mínimo posible de intereses, la clave está en mejorar el FinScore. Es decir, tu capacidad financiera. Si consigues mejorar la nota que le damos a tu salud financiera, podemos ofrecerte mejores condiciones a la hora de prestarte dinero. Por ejemplo, hablamos de un TAE desde el 2,99% para un préstamo personal. ¡El FinScore es tu mejor aliado!

¿Te ha quedado alguna duda? Esperamos que esta guía para pedir un préstamo personal haya resuelto todas tus dudas. Recuerda que detrás de Fintonic hay un gran equipo humano y profesional. Si tienes alguna duda estaremos encantados de ayudarte.

consigue un prestamo con Fintonic