En el mercado nos encontramos con distintos tipos de cuentas bancarias, cada vez más. ¿Los conoces? A continuación, te traemos un listado de las diferentes opciones que existen en cuanto a cuentas corrientes, para que guardes tu dinero.

Listado de los tipos de cuentas bancarias

Aunque pueda parecer que todas las cuentas son iguales, realmente no lo son. Existen distintos tipos de cuentas bancarias que debes conocer, para saber cuál es la que se ajusta más a tus necesidades en cada momento y evitar pagar comisiones.

Cuentas corrientes

Se le conoce como cuentas corrientes a uno de los modelos aún más frecuentes, entre cliente y banco. Es un tipo de cuenta en el que se domicilian los pagos, los cobros, etc. No ofrecen remuneración, van sujetas a tarjeta de crédito o débito y también a posibles comisiones de administración o mantenimiento.

En definitiva, es un tipo de cuenta bancaria sencilla y habitual, interesante para las operaciones rutinarias. Pero no es la mejor opción si buscas ahorrar, porque no te da nada por tu dinero.

tipos de cuenta bancaria

Cuentas nómina

Como seguramente imaginas a partir de su nombre, es un tipo de cuenta que va sujeta a la domiciliación de tu nómina. En caso contrario, no podrás tener este tipo de cuenta bancaria.

Es similar a la cuenta corriente, pero ofrece ciertas ventajas a cambio de domiciliar la nómina cada mes. Es decir, devolución de un % de los recibos domiciliados, regalos, menos comisiones o cero, etc.

Cuentas para empresas

Existen también un tipo concreto de cuentas bancarias enfocadas a los profesionales, ya sean autónomos o empresas. Es ideal para tener las cuentas de su negocio por separado y perfectamente claras, sobre todo pensando en una posible inspección de Hacienda, para ponérselo todo mucho más sencillo.

Claro que, también hay cuentas específicas para empresas que son remuneradas y a través de las cuales pueden acceder a un depósito disponible, con ciertas cantidades y vencimientos. Así cómo un interés en función de la cantidad y el plazo.

Cuentas de ahorro

Las cuentas de ahorro o remuneradas son otro de los principales tipos de cuentas corrientes que existen. De hecho, también es uno de los más solicitados.

Presenta una importante ventaja respecto a otro tipo de cuentas, dado que al ser remunerada ofrece una cierta rentabilidad en base al importe y al plazo. Es decir, suele ir asociada a un riesgo dey puedes percibir algún tipo de aliciente económico por tener allí tu dinero.

Lo habitual es complementarlo con cualquiera de los tipos de cuenta anteriores, para destinarla al ahorro. Además, se puede cancelar en cualquier momento.

Cuentas de valores

Otra de las modalidades que tenemos a contratar, es la cuenta de valores. Está pensada para invertir, por lo que en ella se almacena el dinero destinado a inversiones.

Este tipo de cuenta es similar al de una cuenta corriente, con la diferencia en que permite depositar acciones o bonos. Claro que, también puede ir asociado a una cuenta corriente para realizar el pago de posibles compras, ventas, etc. Por eso es necesario complementarlas.

Tu cuenta bancaria, más fácil que nunca con Fintonic

Como ves, existen distintos tipos de cuentas bancarias. ¿No sabes cuál elegir? Si necesitas crearte una, en Fintonic te ofrecemos la Cuenta Siempre Positiva. Es una maravilla porque no tiene ningún tipo de coste o de comisión. Además, puedes vincularla con la tarjeta Go de Fintonic, ¡también gratuita!

Es una alternativa frente a las cuentas bancarias “de siempre”, para que tengas más libertad, transparencia y comodidad. Al fin y al cabo, la puedes abrir desde tu móvil y solo te llevará un momento.
¿Tienes alguna duda sobre los distintos tipos de cuentas bancarias que existen? ¡En Fintonic te echamos un cable con lo que te haga falta!