Necesito dinero: ¿es más barato pedir un préstamo o una tarjeta de crédito?” Es una pregunta que se hacen más personas de las que imaginas, debido a que no siempre se dispone de dinero en efectivo para hacer frente a todos los pagos que puedan surgir. Por lo que a continuación analizaremos las ventajas y desventajas de cada una de las opciones, para que elijas el mejor producto financiero.

Tarjeta de crédito vs préstamo: ¿qué opción es más barata?

Se te estropea la lavadora y no tienes dinero, ¿qué haces? En ese momento surgen dos opciones: comprarla con la tarjeta de crédito y que te la carguen el mes siguiente o bien pedir un préstamo personal para salir del apuro económico.

¿Cuál es mejor opción? ¿Solicitar una tarjeta de crédito o un préstamo? Todo depende de la necesidades específicas de la persona.

¿Por qué elegir un préstamo personal?

En un préstamo personal se solicita una determinada cantidad de dinero, a un tipo de interés y se fija un plazo para devolverla. Desde el momento de su solicitud, todos los meses nos comprometemos con la entidad financiera en cuestión a pagar la cuota mensual, hasta devolver el capital prestado junto con los intereses.

Se trata de un producto financiero pensado para quienes necesitan una cantidad de dinero de forma inmediata, de cara a hacer frente a una serie de pagos, deudas, compras, caprichos…

Normalmente, los intereses a pagar dependen del tiempo que tardes en devolverlo. Por lo que, si quieres que te salga más barato, cuanto antes mejor.

No obstante, no todas las entidades financieras ofrecen las mejores condiciones ni mucho menos. En el caso de Fintonic Préstamos, comparamos las mejores opciones entre las distintas compañías y ofrecemos a nuestros clientes lo mejor, con los intereses más bajos posibles y sin letra pequeña.

Por lo que contratar un préstamo personal en Fintonic siempre te va a salir más barato, ya que comparamos y negociamos con las entidades top para ofrecerte lo mejor, totalmente personalizado para ti.

¿Por qué contratar una tarjeta de crédito?

La alternativa al préstamo personal es la tarjeta de crédito. Y es que en el caso de que se trata de un gasto puntual debido a una compra inesperada, la tarjeta es la mejor solución posible; ya que te permite hacer compras y pagarlas un mes más tarde con total tranquilidad y comodidad.

La tarjeta de crédito tiene un coste anual que varía dependiendo de la entidad financiera dónde se solicite. Normalmente, ronda los 40 euros anuales.

Pero gracias a Fintonic puedes conseguir tu tarjeta de crédito gratis, ya que comparamos y negociamos con las entidades líderes para conseguirte la mejor de entre las principales tarjetas del mercado. Sin cuota de mantenimiento anual y con seguros incluidos. Además, tú decides cómo pagar: todo a final de mes o a tu ritmo.

Entonces… ¿Qué opción es más barata?

Todo depende del tipo de interés. En las tarjetas de crédito el tipo suele ser fijo y además hay que sumarle el coste anual que supone. Pero si la solicitas en Fintonic es gratis, tanto la gestión al conseguirla como el coste de mantenimiento. Sin embargo, en el caso de los préstamos hay que consultar el tipo TAE, que depende completamente de la financiera.

> Solicita tu préstamo personal o tarjeta de crédito en Fintonic

¿Necesitas disponer de un dinero de manera inmediata y no sabes qué opción es mejor para ti? Si nos llamas cualquiera de nuestros asesores financieros te podrá echar una mano, para que conozcas de antemano y sin compromiso qué opción se ajusta más a lo que necesitas.

Ten presente que si prefieres aplazar las compras y pagarlas el próximo mes porque tendrás dinero para hacerlo, la tarjeta de crédito es mejor opción y te saldrá más barato. Sin embargo, si no sabes cuando volverás a recuperarte, es mejor que opciones por un préstamo personal.

Descárgate la app de Fintonic y descubre cómo ahorrar de manera inmediata. ¡¡Podrás solicitar tu préstamo o tarjeta de crédito gratis y con las mejores condiciones!!

Si quieres saber cómo ahorrar y quieres empezar ahora, la respuesta pasa por unirte al mundo fintech. ¡Te esperamos en Fintonic! Y recuerda que respondemos tus dudas… ¿Quieres decirnos algo?