En el caso de que tengas una vivienda en propiedad y la pongas en alquiler, incluirlo en la renta es obligatorio. Así que si te preguntas cómo se declara en el IRPF el alquiler, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber.

Declarar el alquiler en el IRPF: ¿cómo hacerlo?

Cómo casero cobras un dinero por el alquiler de una vivienda; un dinero al que debes restar una serie de gastos que podrás deducir. Pero… ¿cómo poner la renta por alquiler en el IRPF? Veamos qué casillas hay que rellenar y cuánto hay que pagar a Hacienda por alquilar una vivienda.

En el Apartado C de la página 5 de la Renta deberás indicar la dirección de la casa que alquilas. En concreto, las casillas que van de la 55 a la 65. Así mismo, en la casilla 67 tendrás que poner el número de días que la casa no ha estado alquilada en ese año (si los hubiera).

En la casilla 69 deberás poner todo lo que has cobrado de manera íntegra, sin aplicar reducciones ni restar gastos.

Gastos que puedes desgravar de tu vivienda en alquiler

En las siguientes casillas sí que podrás incluir los gastos a desgravar, que son muchos. Por ejemplo:

  • Intereses de la hipoteca (si los hubiera)
  • Reparaciones de la vivienda alquilada
  • IBI, tasas y otros impuestos
  • Gastos de la Comunidad y otros gastos comunes
  • Dinero que te adeudan
  • Amortización de la vivienda
  • Electrodomésticos y muebles
  • Suministros del hogar (los podrás deducir si los pagas tú)
  • Seguro del hogar
  • Gastos de formalización del contrato

A mayores de lo anterior, también es posible aplicar reducciones; concretamente una reducción del 60%, por lo que “solo” pagarás un 40% del rendimiento neto de tu alquiler en la Renta. Esta reducción irá especificada en la casilla 80.

Ten en cuenta que los ingresos recibidos por alquilar tu vivienda se sumarán a la base general del IRPF; y el porcentaje a pagar dependerá del tipo general o tramo en el que te encuentres. Éstos se aplican de forma progresiva y además, a la hora  de hacer el cálculo del IRPF se restarán los gastos deducibles, para así pagar menos impuestos.

Caso práctico para entender cómo se declara en el IRPF el alquiler

Imagínate que Alfonso tiene una vivienda en su propiedad que lleva alquilando todo el año pasado y ha recibido unos ingresos de 14.000 euros. Pero además, esa vivienda le ha reportado una serie de gastos, como el seguro de la casa (200 euros), los gastos de la comunidad (600 euros al año) y el IBI (550 euros). La ganancia neta de Alfonso no es de 14.000 euros, sino que es de 12.650 euros.

Sobre este capital se puede aplicar una reducción del 60%, por lo que la cifra pasaría a ser de 5.060 euros netos. Esta es la cantidad que se integrará en la declaración del a renta, en la base imponible general; o lo que es lo mismo, el dinero que se sume al salario.

Como ves, se puede incluir de manera sencilla el alquiler en el IRPF. Pero no solamente los arrendatarios, sino que los profesionales autónomos pueden deducir la vivienda en alquiler en algunos casos; siempre y cuando el contrato de alquiler sea anterior a fecha 1 de enero de 2015.

¿Quieres que tu dinero te rinda más y mejor? Descarga la app para ahorrar Fintonic

En el caso de que tengas una vivienda en alquiler y sientas que todo es pagar, que sepas que hay apps como la nuestra con la que podrás controlar los gastos, organizar cuentas y, en definitiva, ahorrar dinero.

¿Te ayudamos? ¿Te ha quedado alguna duda? ¡Pregúntanos!