Se estima que este año en España la inflación media alcance el 8,1%, según los últimos cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Es una cifra alta y que pone los pelos de punta, de ahí a que muchos usuarios se pregunten cómo afecta la inflación a las finanzas personales. Lo vemos.

A más inflación mayor es la pérdida de poder adquisitivo

La subida de los precios como consecuencia de la pandemia y de la guerra entre Rusia y Ucrania, está causando una inflación mucho más alta de lo esperado. Una noticia que es fatal para los trabajadores, dado que reciben los mismos ingresos y pueden hacer mucho menos con su dinero. Concretamente, un 8% menos, de media.

Para entenderlo mejor, vayamos por partes.

¿Qué es la inflación?

Se le llama inflación al aumento general de los precios durante un determinado periodo de tiempo. En este proceso, los bienes y servicios cuestan más y cada vez se puede hacer menos con el mismo dinero.

Por ejemplo, si hace unos meses llenabas el depósito de gasoil del coche con 70 euros, ahora te cuesta el doble. Y no ganas el doble, ganas lo mismo.

¿Cómo se calcula la inflación?

La inflación se calcula mediante el IPC o Índice de Precios al Consumo. Lo elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) teniendo en cuenta los productos que se consumen a diario o habitualmente. Por lo que, si el coste de dichos productos aumenta de manera generalizada, lo hace el IPC y se habla de inflación.

El INE publica el dato de IPC cada mes, con el objetivo de conocer el dato siempre en tiempo real y poder ver las diferencias entre periodos concretos. Así podemos ver rápidamente en cuánto se ha incrementado el coste de vida.

Fuente: INE

¿Qué causa la inflación?

Hay varios motivos. En primer lugar, los gobiernos tienen interés en que suba la inflación. El propio Banco Central Europeo (BCE) la quiere mantener en torno al 2% para generar crecimiento económico, algo que consideran necesario debido a la pandemia, con el objetivo de aumentar la recaudación.

No obstante, la inflación también crece cuando se dispara la demanda general. Si se produce una escasez de la oferta o suben los costes, como lo que está pasando con el precio de la electricidad o de la gasolina. Todo ello afecta al transporte y eso se repercute siempre en el precio final, por lo que es el consumidor el que siempre paga el pato.

Consecuencias

Lo peor de la inflación, son las terribles consecuencias que genera y no solo a corto plazo, sino también a largo. Al fin y al cabo, no se trata solo de pérdida de poder adquisitivo, sino que va más allá:

  • Puedes hacer menos con tu sueldo
  • Tus ahorros pierden valor
  • Suben los tipos de interés
  • Menos ofertas de trabajo a largo plazo

Es una situación que puede ser insostenible para muchas empresas, llevándolas a tener que cerrar. Asimismo, también lo puede ser para muchas familias, que podrían verse en una situación de vulnerabilidad o pobreza.

La inflación te hace más pobre, ¿hay forma de evitarlo?

Si por ejemplo tienes dinero en el banco, ese dinero cada día que pasa pierde más valor, porque puedes hacer menos con la misma cantidad. Para que te hagas una idea, si tenías 1000 euros en el banco guardados desde 1999, a día de hoy equivalen a 458 euros. Es decir, el dinero vale cada vez menos, por lo que guardarlo y no moverlo no es una opción.

Lo que puedes hacer, es tratar de que tus ahorros crezcan al ritmo que lo hace la inflación. Como mínimo. Es decir, que el dinero trabaje para ti y se revalorice. ¿Cómo? Por medio de las inversiones.

Para ello, es importante que inviertas en un producto que te pueda generar una alta rentabilidad. Actualmente, el mercado de acciones o de criptomonedas se encuentra a la baja, por lo que si quieres obtener un retorno inmediato, no son la mejor opción. Sin embargo, hay otras opciones como la vivienda, que genera altas rentabilidades.

Si vas a invertir en vivienda, ten en cuenta que los precios también están disparados a costa de la inflación. Por ello, para que la operación sea buena es importante que busques una vivienda a un precio competitivo; siendo una de las mejores opciones las viviendas de segunda mano para reformar.

¡No dejes que la inflación pueda contigo!

Si quieres mejorar tus conocimientos sobre finanzas, puedes echar un vistazo al Programa de Finanzas Personales de Fintonic. Ya no tienes porqué quedarte atrás, porque puedes aprovechar esta caída para tratar de hacer más con tu dinero y que la inflación te afecte menos o incluso nada.

¿Y si nos ponemos a trabajar con ello? Si tienes dudas, recuerda que nuestros coaches de finanzas pueden ayudarte.