Seguramente hayas oído hablar de los tipos de créditos al consumo. Pero, ¿sabes qué significan y por qué son tan importantes? Si te planteas pedir un crédito o simplemente tienes curiosidad por conocer esta información, te recomendamos que sigas leyendo porque te hablaremos de los 3 tipos de créditos al consumo:

Los tipos de crédito al consumo

Antes de nada, ¿qué es un crédito al consumo? Se trata de un préstamo que se destina a la compra de un producto o un servicio. Es decir, es un crédito que se solicita para cubrir una necesidad específica como puede ser los gastos de una reforma, del dentista, de unos electrodomésticos, de un coche, etc.

El crédito al consumo va ligado a un plazo y a unas cuotas para devolverlo, con su correspondiente pago de intereses. Por lo que es importante considerarlo.

Ahora sí, veamos, ¿qué tipos de crédito al consumo hay? Los 3 siguientes:

#1 El préstamo clásico

El préstamo personal o clásico es la modalidad más común de crédito al consumo. En este caso, la entidad financiera le ofrece al cliente una determinada cantidad de dinero con la obligación de que el cliente le devuelva esa cantidad y también unos intereses pactados dentro de un determinado plazo.

Por lo general, se pueden solicitar cantidades de 2.000, 20.000 o hasta 50.000 euros. Con unos plazos de 1, 2 años o incluso más años para devolverlo. Claro que, para solicitarlos, hay que cumplir con unos determinados requisitos. Es importante tener un historial bancario positivo.

#2 El crédito sin intereses

A veces es posible acceder a créditos sin intereses conocidos también como créditos rápidos. Por lo que general son de una pequeña cantidad de dinero y deben ser devueltos en muy poco tiempo (normalmente en cuestión de 30 días). Son populares y generalmente van ligados a promociones, para conseguir el primer crédito al consumo gratis, sin intereses.

Es una modalidad que puede interesarte si necesitas una pequeña cantidad de dinero, para salir de un apuro. Además, al no tener que pagar intereses, solo devolverás la cantidad solicitada. Lo que sí es importante, es que lo hagas dentro del plazo, ya que sino podría salirte caro.

Crédito sin intereses

#3 El crédito revolving permanente

Otro de los tipos de créditos al consumo es el crédito revolving permanente. Se le conoce de manera más habitual como línea de crédito.

Estamos ante una modalidad de préstamo mediante la cual el cliente puede disponer de manera libre del dinero que necesite, sin necesidad de firmar un contrato de cada vez. Hay una cantidad límite que sólo se podrá sobrepasar si se va devolviendo el dinero prestado.

Se conceden principalmente a través de tarjetas de crédito. Por lo que si consigues una de manera gratuita (como la que te ofrecemos en Fintonic), podrás acceder a algún extra de dinero para tapar agujeros o cubrir caprichos.

¿Dónde solicitar créditos al consumo?

¡Puedes hacerlo en Fintonic! En nuestra página de préstamos personales encontrarás toda la información necesaria para solicitar un préstamo. Te damos hasta 50.000 euros con unas condiciones muy buenas que determinará tu FinScore, la salud de tus cuentas.

Por lo que solo tendrás que descargar la app de Fintonic, conectar tus cuentas del banco y solicitar un préstamo personal con nosotros. Te garantizamos unas condiciones excelentes, porque negociamos con las entidades financieras top para conseguirlas. ¡¡No pierdes nada por intentarlo!!

Ahora que conoces los tipos de créditos al consumo que existen, seguramente lo tengas más fácil para saber qué tipo de préstamo para solicitar, en base a tus intereses y/o situación actual. Recuerda que puedes preguntarnos.

Gracias por leer nuestro blog, recuerda que si tienes cualquier duda o sugerencia puedes dejárnosla en los comentarios 😄

Consigue tu préstamo con Fintonic