Si tienes un préstamo en curso y todavía lo estás pagando, es posible que te preguntes si puedes pedir otro. Ya te adelantamos, que dependiendo de tu situación se te podría conceder o no, pero si tienes buenos números es prácticamente un sí. Veamos:

Pedir otro préstamo si todavía se está pagando uno, ¿es posible?

Si estoy pagando un préstamo, ¿puedo pedir otro?” Esta es una pregunta que se hacen muchas de las personas que han pedido un préstamo personal y dudan acerca de su su banco o fintech podría concederle otro. Y es que, la realidad, es que depende de tu situación económica.

De salida, por supuesto que se puede pedir otro préstamo. Hay quienes se encuentran en esta tesitura porque les ha surgido un imprevisto, tienen una idea de negocio o les apetece pedirlo para algo tan sencillo como irse de viaje. Por lo que, en cualquiera de estas situaciones se puede solicitar un segundo préstamo.

¿Para qué se puede usar el segundo préstamo?

Para lo que tú quieras. Por ejemplo:

  • Saldar el primer préstamo
  • Cubrir nuevos gastos imprevistos
  • Darte un merecido capricho
  • Alcanzar una meta (ej: utilizarlo como inversión para montar un negocio)

Es decir, si tu situación financiera es óptima podrás pedir un segundo préstamo personal para saldar el que ya tienes o tenerlo en paralelo de cara a nuevas metas. Pero es algo que podrás hacer o no dependiendo de tu situación económica, de si eres o no solvente, de si te lo puedes permitir.

El Banco de España recomienda que las mensualidades de los préstamos no superen un 1/3 de los ingresos.

¿Hay otras soluciones?

Como alternativa al préstamo personal, podemos considerar el uso de la tarjeta de crédito o la financiación rápida, que es una forma de aplazar los pagos y dividirlos, cada vez más popular en las tiendas online. Depende de la cantidad qué necesites y su destino.

¿Qué tener en cuenta al pedir otro préstamo?

Puedes pedir un segundo préstamo fácil y en un clic con Fintonic, pero antes de tirarte a la piscina, considera lo siguiente:

  • Capacidad de endeudamiento: es lo que analizan los bancos o las compañías fintech antes de dejarte dinero. Si estás al límite, puede que no se te conceda, pero si tienes margen no tendrás de qué preocuparte. Básicamente, consiste en analizar si te lo puedes permitir o irás ahogado.
  • Interés: en el caso de que el interés sea más bajo que el del primer préstamo, podrías pedir más cantidad para amortizar el primero de golpe y disfrutar de más dinero para hacer frente a nuevos gastos o imprevistos. Pero analízalo, para ver si puedes asumirlo.
  • Plazos de pago: el tiempo para saldar el préstamo es importante, porque no todos los préstamos se pueden extender 5, 8 o 10 años. ¡En Fintonic negociamos por ti para conseguirte las mejores condiciones!

Estos 3 aspectos son clave a la hora de pedir tu segundo préstamo personal. Si lo tienes claro y tu capacidad económica es buena, no tendrás problemas para que te lo concedan.

¿Cómo saber si mi situación financiera es buena?

Si entra más dinero del que sale y llevas un ritmo de gasto normal, es posible que no tengas ningún problema para acceder a tu segundo préstamo. No obstante, es algo que puedes comprobar en un clic desde la app de Fintonic mediante el FinScore.

Ahora que sabes que puedes pedir un segundo préstamo teniendo otro en curso, ponte en contacto con Fintonic Préstamos para que podamos evaluar tu situación y ofrecerte uno bajo las mejores condiciones. Hasta 50.000 euros y a devolver hasta en 96 meses.

¿Hablamos? Haz una simulación de tu préstamo y consigue las mejores condiciones del momento.