¿Alguna vez has pensado, si tuviera más dinero sería más feliz? Te dices: no sé cómo me siento, solo sé que necesito pasta, qué estrés tengo, no sé qué hacer… incluso me estoy peleando con mi pareja por dinero. ¿Alguna vez has tomado decisiones financieras con miedo, tristeza y/o enfado? Este artículo define cómo las emociones son un factor directo en nuestras decisiones financieras y está enfocado en cómo nuestras emociones negativas pueden impactar en nuestras finanzas personales.

La conclusión que podemos extraer es que teniendo mayor control y conocimiento financiero podemos dar la vuelta a estas emociones, por lo que tomarás mejores decisiones y tendrás mayor bienestar y tranquilidad.

Según P. Ekman y WV Friesen (1976) hay seis emociones básicas universales:

1- Felicidad

2- Sorpresa

3- Alegría

4- Tristeza

5- Rabia

6- Miedo

Estas son emociones universales que no varían culturalmente, todos las sentimos de manera similar. En este artículo se hace hincapié en cómo las tres emociones básicas negativas (tristeza, rabia y miedo) nos influyen en nuestra toma de decisiones financieras.

Dos estudios de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Columbia descubrieron que las emociones negativas afectan a nuestro estado mental, lo que se traduce directamente en una mala planificación financiera. Además, vieron que dos de las emociones básicas mencionadas anteriormente -el miedo y la tristeza- las experimentamos todos con el doble de fuerza que el resto de las emociones.

Esto se traslada a que cuando tenemos que tomar decisiones sobre nuestras finanzas de manera rápida, indecisa, con miedo o rabia, tendemos a decidir de manera incorrecta o inadecuada. A la hora de tomar decisiones en nuestras finanzas suelen predominar en nosotros emociones negativas. La buena noticia es que podemos identificar estas emociones negativas y controlarlas para tomar buenas decisiones.

En las siguientes líneas explico varias maneras de cómo hacerlo, aconsejándote un Programa en el que estoy muy implicada y me ha ayudado a controlar mis finanzas.

En primer lugar; veamos cómo podemos identificar que sentimos miedo, tristeza o rabia cuando tenemos que tomar decisiones financieras.

La tristeza es muy común a la hora de afrontar gastos, implica favorecer la gratificación inmediata frente a decisiones meditadas asociadas a recompensas seguras. Es decir, tomar decisiones sintiéndonos triste o con estrés, suele impactar en nuestras finanzas; Por ejemplo, cuando necesitamos hacer frente a un pago grande, solemos intentar conseguir un préstamo urgente, en vez de pensar en alternativas que nos pueden beneficiar para controlar mejor nuestras finanzas a largo plazo y así no asumir cargas que no podamos hacer frente.

El enfado y el miedo – las otras dos emociones negativas – suelen ser también prominentes a la hora de tomar decisiones, sobre todo de inversión. El sentimiento de miedo y enfado aumenta cuando no tenemos conocimientos sobre nuestras finanzas o sobre términos asociados a productos financieros que, o ya tenemos, o nos pueden ofrecer los distintos bancos (TIN /TAE los intereses, tipos de tarjetas…) Esta falta de conocimiento nos impide saber si estos productos son buenos para nuestro caso en particular o no, generándonos mayor enfado y/o miedo.

¿Cómo podemos dejar de tomar decisiones con miedo, enfado o tristeza? Educándonos con conceptos financieros, algo que no nos enseñan ni en el colegio ni en la universidad. Aprendiendo diferentes técnicas que nos aportarán conocimientos para tomar las mejores decisiones para nuestro bienestar.

Es normal que la planificación de tus finanzas te resulte abrumadora, que no sepas por dónde empezar y que todo te suponga un riesgo para ti y tu familia. Es normal que cuando tengas que tomar decisiones financieras grandes predominen las emociones negativas versus las positivas. Por eso hemos creado un Programa de Finanzas Personales de Fintonic que te enseñará las mejores técnicas para tomar el control de tus finanzas, gestionarlas de manera estratégica y adquirir los mejores hábitos para ti y tu familia. Tendrás un planificador financiero que te aconsejara a lo largo de todo el curso y además contarás con apoyo de psicólogos como yo, para ayudarte a aliviar tensiones y sentimientos negativos, consiguiendo un mayor equilibrio emocional y bienestar financiero.

Vamos a redirigir estas emociones negativas que todos tenemos, para conseguir que no nos controlen y así podamos tomar mejores decisiones con tu dinero y con tu vida.

¡No dejes que tus emociones negativas te controlen! Intercambiemos las emociones negativas por positivas. Hay muchas técnicas que podemos aplicar en nuestro día a día para que nuestras decisiones financieras no las tomemos con ansiedad, angustia y rapidez, y todas ellas se recogen en el Programa de Finanzas Personales de Fintonic.

Lucia Lladó Tiagonce

Experta en Finanzas Personales

Psicóloga en emociones positivas

Universidad de Georgetown, Washington DC.