El cambio de divisas es un tipo de operación financiera que está a la orden del día, sobre todo cuando viajamos entre distintos países o hacemos transferencias internacionales. A continuación te contamos todo sobre el cambio de divisas.

ANUNCIO:

Ya puedes hacer compra de divisas en la sección de servicios dentro de la app de Fintonic, sin comisiones.
Si no tienes la app, aquí puedes descargarla.

Cambio de divisas: qué es

El cambio de divisas consiste en hacer el cambio de una moneda local a otra. Cuando se envía dinero a otro país extranjero, a menudo se hace un proceso de cambio de divisas para convertir el saldo de la moneda de origen a la moneda local.

De esta forma, se garantiza que la cantidad de dinero que se transfiere en una moneda es equivalente a la que se recibe en la otra moneda.

Claro que, la clave no está solo en hacer el cambio de divisas, sino tratar de reducir el coste de la operación.

¿Cuándo hacerlo?

Normalmente, el cambio de divisas se hace en las transferencias entre cuentas internacionales o bien cuando se envía dinero a la cuenta de otra persona en el extranjero. Esto es debido a que existen muchos tipos de monedas diferentes en el mundo, lo que hace que sean necesarios los tipos de cambio.

También es habitual en los viajes. Cuando viajas a un país con una moneda diferente y solicitas cambio, para poder hacer pagos en la moneda local (¡no todos los establecimientos admiten tarjeta!).

En la siguiente guía ya te contamos cómo hacer el cambio de divisas.

¿Qué saber sobre el cambio de divisas?

Hay que tener en cuenta que la conversión de una moneda a otra no siempre es en una proporción equivalente, dado que los tipos de cambio fluctúan continuamente en el mercado de divisas.

Por lo tanto, cuando se hace una transferencia internacional de una cuenta a otra, el tipo de cambio calcula la diferencia en función del mercado de divisas que haya en ese momento.

Tipos de cambio y comisiones

Cuando se necesita hacer un cambio de divisas, el cliente decide si acepta o no el cambio que ofrece el banco. Si lo acepta, a mayores de la conversión del tipo de cambio, la transacción por el envío o la recepción de la transferencia internacional pede conllevar al pago de comisiones, que varían según el banco o gestor de transferencias.

¿Cuándo es mejor cambiar una divisa?

Para hacer un cambio de divisas que nos merezca la pena, hay que tener en cuenta que las divisas no se cambian como tal, sino que realmente se compran y venden.

Es decir, si tienes 100 euros y quieres pedir libras, lo que haces es comprarlas. Al comprarlas, no aplica el tipo de cambio oficial, sino el tipo de cambio con una comisión.

Por ejemplo, para que te hagas una idea, 1 euro equivale a 0,86 libra esterlina. Pero puede que el banco te ofrezca 0,80 libras esterlinas. Estos céntimos de diferencia se los llevan a modo de comisión, pero lo mismo ocurre cuando se hace la venta.

Con esto claro, es importante hacer el cambio de divisas en un banco o entidad que permita hacer dicho intercambio. Por lo que puedes echar un vistazo y comparar, hasta encontrar la que te cobre menor comisión.

Ten en cuenta que la tasa de cambio entre las divisas varía todo el tiempo, por lo que es difícil predecir lo que costará mañana. No obstante, siempre se puede tener en cuenta cual ha sido su evolución a lo largo de los últimos meses. Aunque ojo, pueden surgir acontecimientos inesperados como la pandemia o la guerra entre Ucrania y Rusia, que lleven a que haya un cambio mucho más exagerado de un día para el otro.

Lo que sí es importante, es evitar sitios donde el cambio suele ser costoso. Por ejemplo, en sitios turísticos o en aeropuertos la tasa de cambio suele ser mucho más elevada, cobrando mayores comisiones. Es algo totalmente normal. Por eso, si planeas viajar al extranjero, es mejor intentar llevar en efectivo el dinero que vayas a necesitar en la moneda del país destino. Es la forma en la que te va a salir mejor de precio.

Además, ten en cuenta que según la cantidad de dinero que cambies, te van a cobrar una cantidad mayor o menor o incluso por tramos, aparte de lo aplicado en la tasa de cambio. Por eso es importante hacer una serie de comparaciones antes.

Esto también aplica al uso de tarjetas de débito o de crédito, dado que dependiendo de lo que te puede costar el cambio, puede ser más conveniente pagar una parte con las tarjetas y otra mediante el cambio de divisas. Es cuestión de echar cálculos.

ANUNCIO:

Ya puedes hacer compra de divisas en la sección de servicios dentro de la app de Fintonic, sin comisiones. Consigue la app en este link.

Esperamos que esta guía sobre el cambio de divisas te sea de gran utilidad en el extranjero o cuando realices transferencias internacionales y quieras hacer el cambio de moneda.

¿Te ha quedado alguna duda? ¡Pregúntanos!