Todo el mundo está familiarizado con los “seguros de vida”, pero menos gente ha oído hablar de los “seguros de vida – ahorro”, al menos hasta que te contemos qué son, ya que en realidad, más de 10 millones de españoles han invertido sus ahorros en uno de estos productos (o sea, que mucha gente sí debería saber qué son!), lo que sucede es que muchas veces los confunden con el plan de pensiones o el propio seguro de vida…desde Fintonic, queremos darte unas pinceladas para que te quede todo claro, pero sin aburrirte.

Características de los seguros de vida ahorro

Lo primero que hay que saber es que estos productos pueden estar diseñados para complementar al sistema público de pensiones o simplemente servir como un instrumento de ahorro que no tiene por qué estar ligado a la jubilación… Sin embargo hay un común denominador en todos ellos: son seguros y fiables y están diseñados para quien no quiera sorpresas y para quien no sabe qué es la prima de riesgo o la bolsa…o no quiere saberlo o estar pendiente de ello (que es un rollo, y además complicado!)

Todo el mundo sabe que el envejecimiento progresivo de la población es un hecho y esto lleva a la necesidad de realizar reformas integrales en los sistemas públicos de pensiones…cosa que nadie ve que se esté haciendo (al menos eficazmente!), por lo tanto, si puedes, el consejo de Fintonic, como expertos en seguros, es que te dejes asesorar en este sentido e inviertas en tu futuro.

Tipos de seguros de vida ahorro

Te vamos a hablar brevemente de tres de los principales productos que tienen estos fines para que estés al tanto de lo principal:

  1. Los Planes de Previsión Asegurados (PPA) son instrumentos de ahorro lanzados al mercado en 2003, con el objetivo de complementar a las pensiones públicas.

Se pueden hacer líquidos en varios momentos: jubilación, invalidez o fallecimiento, asegurando una rentabilidad concreta. Tienen ventajas fiscales parecidas a los Planes de Pensiones.


El capital acumulado en un PPA se puede traspasar a otro PPA sin sufrir ningún drama fiscal pero no se podrá pasar a un Plan de Pensiones.


Los PPA están dirigidos a ahorradores conservadores con la mirada puesta en la jubilación. Es decir, para gente que no quiere sustos.

  1. Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) son instrumentos de ahorro lanzados al mercado en 2007, y también complementan las pensiones públicas, pero su principal objetivo es que sea en forma de renta vitalicia.

Como además incluye un seguro de vida, proporcionan un capital al asegurado en caso de fallecimiento.

Las figuras de tomador, asegurado y beneficiario deben coincidir.

Un punto muy importante de los PIAS es que se pueden rescatar no teniendo  como contingencia obligatoria la jubilación.


Las primas invertidas no serán nunca superiores a 8.000 euros anuales y el importe de las de las primas acumuladas no podrá superar los 240.000 euros en total.

seguros vida ahorro
que es un seguro vida ahorro
  1. Los  Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (SIALP) son producto de la reforma fiscal de 2014 y se les conoce como “Plan de Ahorro 5”, ya que los beneficios fiscales se producen si lo mantienes más de 5 años. Si en vez de en una aseguradora, haces el producto en un banco se llamará CIALP (Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo), pero es similar.

Por lo tanto, no son productos específicos para la jubilación, los puedes usar por ejemplo para tener previsto un gasto importante en un plazo concreto, por ejemplo, ahorrar para comprar un coche con la mirada puesta en 5 o 10 años, la universidad de un hijo aun adolescente…

Te contamos 3 cosas básicas de los SIALP:

  • Cada contribuyente sólo puede disponer de un contrato de este tipo.
  • Las aportaciones a estos planes no pueden sobrepasar los 5.000 euros anuales.
  • La disposición del capital únicamente puede efectuarse mediante un capital único.

Esperamos haberte dado un poco de luz sobre este tema, que sin duda cada día será más y más importante.