Seguro que a estas alturas has oído hablar en numerosas ocasiones del cashback. Pero, ¿sabes qué es? ¡No sigas con la duda!

Cashback: qué es

Cashback significa dinero de vuelta o devolución de dinero. Es un sistema mediante el cual una persona que hace una compra puede recibir una parte del importe de vuelta.

¿Cómo funciona? Muchas entidades bancarias y emisores de tarjetas de crédito o débito devuelven a sus usuarios un porcentaje de las compras abonadas con su tarjeta bancaria en determinados comercios. Algunas de las tarjetas con cashback más conocidas pertenecer a American Express, Chase o Banco Falabella.

Pero te preguntarás cómo recibe el usuario ese dinero de vuelta. Pues bien, existen dos mecanismos posibles:

  • En dinero: Se trata de la fórmula más habitual. A final de mes, el usuario de la tarjeta recibe en su cuenta un abono cuyo importe se corresponde con un porcentaje de las compras realizadas durante el periodo anterior, siempre que se cumplan las condiciones de la promoción.
  • En cheques regalo: En otras ocasiones, la entidad financiera le devuelve el dinero a los usuarios en forma de cheques regalo o gift cards. Lo más habitual es que el canje de dichos cheques se efectúe mediante nuevas compras en un determinado comercio, físico o virtual (por ejemplo, los famosísimos cheques regalo de Amazon).

Normalmente, los emisores de las tarjetas pueden ofrecer este beneficio a sus usuarios gracias a acuerdos estratégicos que firman con los propios vendedores. El sistema es sencillo: una determinada tienda ofrece al emisor de tarjetas un descuento, por ejemplo, un 5%, en todas las compras que los usuarios de la tarjeta realicen en la tienda. De esta forma, el emisor de la tarjeta hará publicidad de la tienda y aumentará las ventas de la misma. Finalmente, ese 5% de descuento aplicado por la tienda a la entidad financiera es devuelto al usuario, total o parcialmente, en forma de cashback.

A veces, es el propio usuario el que elige, entre una lista de comercios, aquel o aquellos en los que desea recibir cashback, en función de sus preferencias. De esta forma, es incluso posible diseñar programas de cashback tailor-made.

compra online. cashback

Beneficios

¿Qué beneficios tiene el cashback? Para el usuario, el beneficio es evidente. Sólo por usar una determinada tarjeta, entre las muchas que hay en el mercado, obtiene un descuento directo en la adquisición de determinados productos o servicios. Si los comercios incluidos en el acuerdo coinciden, además, con aquellos en los que el usuario efectúa compras recurrentes, el beneficio percibido es aún mayor.   

Para el e-commerce o la tienda incluida en la lista, el cashback se convierte en una herramienta de captación de clientes y de monetización. Gracias a la aplicación de pequeños descuentos, esta empresa consigue darse a conocer entre los usuarios de la tarjeta y “robarles” ventas a sus principales competidores. En definitiva, una campaña de marketing que suele salir barata.

Finalmente, el emisor de las tarjetas puede lograr, a través del cashback, un atributo diferenciador en un mercado altamente competitivo. Así mismo, el cashback garantiza la transaccionalidad de las tarjetas que es, al fin y al cabo, el principal objetivo de quien las comercializa. Sobra decir, además, que un usuario que utiliza una determinada tarjeta de forma recurrente está más vinculado a la entidad y mucho más abierto a la adquisición de otros productos relacionados (cross-selling).

Estamos seguros de que el cashback se hará un hueco entre las costumbres de pago en los próximos años. Tiene muy buena pinta por todos los beneficios y ventajas mencionadas. 

Recuerda que otra forma de ahorrar pasa por descargarte la app control de gastos de Fintonic. ¿Ya eres usuario? Bájatela ahora y disfruta de todas sus ventajas, porque aprenderás a organizar gastos y organizar cuentas como nunca antes lo habías hecho.

Descarga Fintonic