El “food delivery” mantiene su auge tras el confinamiento y crece un 225% con respecto a 2019

  • Uno de cada diez españoles utilizó los servicios de compañías de comida a domicilio durante el periodo de restricciones
  • El sector obtiene sus mejores registros en Madrid, Cataluña y Asturias, mientras que Extremadura y Castilla-La Mancha son las regiones con menos actividad
  • Glovo y Just Eat representan más del 70% del mercado
  • “La recuperación de la demanda en restauración está siendo rápida y es posible que haya influido en ello el aumento de la tasa de ahorro de los hogares en los últimos meses”, asegura Lupina Iturriaga, fundadora y Co-CEO de Fintonic

El “food delivery” ha supuesto un balón de oxígeno para algunos hosteleros durante el confinamiento y la consolidación de compañías como Glovo, Just Eat, Uber Eats o Deliveroo, que se dedican al reparto. Así, en las semanas de restricciones, el 10% de la población española solicitó sus servicios, con un importe medio de 46 euros por pedido. El porcentaje se ha mantenido en julio, aunque ese gasto medio ha crecido un 12%, lo que ha propiciado que el negocio generado aumente un 36%.

La evolución del servicio de comida a domicilio el pasado mes constata la buena salud de este segmento que, con respecto a julio de 2019, ha duplicado el número de usuarios y ha aumentado un 49% el gasto medio, lo que ha derivado en un incremento de las ventas en el entorno del 225%.

¿Dónde han funcionado mejor las plataformas de “food delivery”?

En las semanas de confinamiento, Madrid fue la región con más demanda de servicios de “food delivery”, situándose por encima de la media nacional con una penetración del 14%. Cataluña, con un 9,8% y Asturias, con un 8,5%, son las comunidades que le siguen. La tendencia en las tres zonas no solo se ha mantenido en el mes de julio, sino que registra incrementos.

¿Y qué zonas son las que menos recurren a las plataformas de comida a domicilio? Tanto en Extremadura como en Castilla-La Mancha el número de usuarios que en este periodo utilizó este servicio estuvo en el entorno del 4%, lejos de la mayoría de sus vecinos.

Cifras globales del sector

La combinación del comercio físico y electrónico permite que la restauración en conjunto vaya recobrando su nivel de actividad en el mercado interno. Durante el mes de julio uno de cada tres españoles consumió en bares y restaurantes a través de los dos canales, lo que implica un incremento global de un 36% con respecto a los días de confinamiento y desescalada, cuando la media de consumidores era del 24%. Este aumento ha tenido un mayor reflejo en el gasto realizado, que creció un 77%.  No obstante, a pesar de la positiva evolución, el número de españoles que consume en este sector sigue siendo un 8,5% por debajo de las cifras de julio de 2019, con una reducción de las ventas del 7%.

“Aunque la caída del turismo está teniendo un impacto devastador dentro del sector, los datos muestran que la recuperación de la demanda interna de los servicios de restauración está siendo rápida y es posible que haya influido en ello el aumento de la tasa de ahorro de los hogares en los últimos meses”, asegura Lupina Iturriaga,  fundadora y Co-CEO de Fintonic.

Descarga Fintonic