Pedir un préstamo para pagar deudas puede ser la mejor solución en un determinado momento. Es más, podría llegar a ser la única vía de escape. Pero, ¿en qué caso contratarlo? ¿Acaso existen alternativas? 

Pedir un préstamo para pagar deudas

En el caso de que tengas deudas a las que no puedes hacer frente, el solicitar un préstamo para saldarlas es una posibilidad que puedes contemplar. Evidentemente, esto implica seguir endeudado durante más tiempo, pero puede ser el mejor salvavidas, la única opción entre todas las expuestas sobre la mesa. 

Sin embargo, el hecho de pedir un préstamo para hacer frente a otras deudas, depende de la cantidad que se necesita y de los términos del préstamo. Porque no, no todos los préstamos personales son iguales.

Si estás en una situación delicada, es mejor optar por un préstamo que se ajuste a tus necesidades, al que puedas hacer frente. No al primer préstamo rápido con intereses abusivos que encuentres por Internet. Necesitas mirarlo con lupa.

En Fintonic, hacemos ese trabajo por ti, porque comparamos y negociamos el préstamo personal que más se ajusta a tus necesidades, para que tengas las mejores condiciones posibles y salgas a flote.

Claro que, si no quieres caer en otro préstamo más, puedes echar un vistazo a otras alternativas que existen y que podrías llegar a considerar dependiendo de tu situación.

¿Qué alternativas tenemos?

Una de ellas es la reunificación de deudas. Ya te hablamos en más de una ocasión de este procedimiento y puede ser realmente interesante como alternativa al préstamo. Deberás echar cuentas a ver si te merece más la pena.

Reunificar las deudas con un préstamo personal es una opción perfectamente válida. De hecho, se puede conseguir reducir el tipo de interés alargando el plazo, para poder respirar y llevarlo lo mejor posible.

Otra opción pasa por la refinanciación de las deudas. En el caso de que la deuda sea con el mismo acreedor, podríamos conseguir reducir la cuota mensual a cambio de ampliar el plazo de devolución. Más tiempo es sinónimo de más intereses, pero mejor eso que seguir ahogado.

También está la opción de pedir dinero prestado a familiares o amigos. Es algo que puede resultar delicado o incluso violento. Pero hoy en día puede hacerse bien, por medio de un préstamo entre particulares con un interés al 0 o incluso negociarlo. Eso sí, deberás pagar al Notario para hacerlo bien.

En el caso de no hacerlo así, sería visto como una donación y tendrías que abonar los impuestos correspondientes. Por lo que, es importante hacerlo bien, con cautela y con cuidado, porque recuerda que quieres un dinero para pagar unas deudas.

Como ves, hay distintas vías que se pueden contemplar. El hecho de poder pedir un préstamo personal para pagar las deudas es una solución recomendable y que se puede considerar, tanto si alguna de las anteriores vías sale o no.

Tu préstamo personal para pagar deudas en Fintonic

Si estás decidido a pedir un préstamo para pagar deudas, te recomendamos echar un ojo a los préstamos personales de Fintonic.

En Fintonic puedes disponer desde 1.000 hasta 50.000 euros, sin comisiones, en 24 horas y desde un 4,75 % TAE. De tal forma que puedas recibir en tu cuenta el dinero que te hace falta para saldar la deuda pendiente y con las mejores condiciones.

Como te decimos, puede ser la única salida que tengas disponible en una situación de carencia financiera. Por ello, si quieres salir de un apuro, que sepas que nosotros podemos ayudarte. 

Además, también te ayudamos a ahorrar. ¿Aún no tienes la app de Fintonic? Bájatela y empieza a vivir más tranquilo.