Los créditos a corto plazo son un producto financiero excelente cuando se necesita de liquidez. Pero, ¿sabes exactamente qué es y en qué se diferencia respecto a un préstamo personal? Te contamos todo lo que necesitas saber: 

Créditos a corto plazo: toda la información

Antes de solicitar un crédito, es importante que sepas el producto que estás contratando, para no llevarte ninguna sorpresa o susto de última hora. 

Y es que, en los tiempos que corren, existen muchos productos financieros que hacen la vida de las personas mucho más fácil. Uno de ellos, es el préstamo a corto plazo, un tipo de crédito que existe y queremos que conozcas. 

En la siguiente guía trataremos de dar respuesta a las cuestiones más habituales. 

¿En qué consiste? 

En primer lugar, ¿qué significa? ¿Qué quiere decir “a corto plazo”? Estamos ante un tipo de crédito que se debe devolver en un periodo de tiempo muy corto, generalmente de máximo 1 año. Es su principal diferencia respecto a un préstamo ‘normal’ o a largo plazo, cuyo vencimiento es superior a 1 año. 

En economía, es habitual utilizar la expresión de “a corto plazo” para hacer alusión a una duración de períodos breves, que suele ser de pocos meses.

¿En qué se diferencia de un préstamo personal?

Un préstamo personal suele tener un periodo de devolución mucho más largo. Es decir, puedes saldarlo en uno o en varios años. Por eso se emplean nombres distintos, para distinguirlos – aunque también suelen perseguir finalidades distintas. 

¿En qué casos se solicita?

Los préstamos a corto plazo se suelen pedir para cubrir necesidades puntuales rápidamente y pagando lo mínimo posible

Como sabrás, a medida que aumentamos el plazo de devolución del préstamo se pagan más intereses. Por lo que, este producto financiero suele ser interesante para hacer frente a gastos puntuales que próximamente se podrán saldar.

Por este motivo resulta interesante no solo para cualquier particular que tenga un contratiempo, sino también para autónomos y pymes; para ganar en liquidez y hacer frente a pagos mientras esperan a cobrar deudas. 

¿Merece la pena?

Sí, dado que puede ser especialmente interesante en ciertos casos. Por ejemplo, para el caso de las herencias, porque podrías necesitar un extra de dinero para acceder a ella y luego saldarlo con el dinero obtenido.

También resulta interesante si no quieres arrastrar deudas y prefieres llevar todos los pagos al día, afrontando la deuda lo antes posible. Al elegir un crédito a corto, podrás librarte de la deuda muy pronto, en cuestión de unos meses. 

Lo mismo para el caso de empresas que acumulan deudas y necesitan hacer frente a otros gastos. Si les urge ganar liquidez, esta opción es la que mejor se adapta.

En cualquier caso, puede merecer la pena, pero depende mucho de la situación de cada uno. Ten en cuenta que cuanto antes lo devuelvas menores serán los intereses. Por lo que, suele ser un producto financiero más económico y pensado para estas situaciones que mencionamos.

¿Cómo son los préstamos de Fintonic?

Para que te hagas una idea, nosotros ofrecemos préstamos personales online con unas condiciones magníficas y adaptadas a las distintas necesidades del usuario. Por ejemplo, a devolver en un plazo de entre 6 hasta 96 meses. Es decir, puede ser corto si se elige la opción de los pocos meses o largo, hasta 8 años.

Si te interesa, puedes preguntarnos sin compromiso. Simplemente bájate la app de Fintonic y pide más información sobre los créditos a corto plazo que ofrecemos. Te asesoramos y guiamos en todo lo que necesites. 

Si tienes cualquier otra duda sobre los créditos a corto plazo, pregúntanos. ¿Hablamos?