En el año 2011 en Gobierno creó una orden de transparencia y protección para el cliente a la hora de contratar los servicios bancarios. Lo hizo para que las personas que quisieran contratar una hipoteca o un dinero extra lo hicieran a través de un ”crédito responsable”. ¿Sabes qué significa este concepto? Te lo contamos:

Qué es el crédito responsable

Antes de prestar una determinada cantidad de dinero, la entidad bancaria tiene la obligación de evaluar la capacidad del cliente para ver si puede cumplir con las obligaciones del crédito. Para ello, se estudian sus ingresos, su historial bancario, su empleo, etc. Es lo que conocemos como ‘FinScore’ en Fintonic, un indicativo que mide la capacidad financiera del cliente.

Por lo que por medio de esta medida del ‘crédito responsable’, lo que se busca es que no se concedan préstamos a las personas que puedan tener dificultades para devolver el dinero; algo que perjudica directamente a dichas personas y también a la entidad bancaria que se lo facilita.

¿Qué responsabilidades debe tener la entidad?

Al momento de solicitar y conceder un crédito responsable, es importante que la entidad bancaria tenga en cuenta las garantías reales, la cuantía máxima del dinero prestado y los intereses derivados.

Es decir, se debe pensar en cómo será la situación del cliente de aquí a largo plazo, no solo teniendo en cuenta su situación actual. Por ejemplo, hoy podría tener un buen sueldo pero jubilarse en dos años y pasar a cobrar 3 veces mes.

Por otro lado, es importante que las entidades ofrezcan todas las explicaciones que sean necesarias para que los clientes entiendan las características de los productos financieros ofertados y los riesgos.

También se debe indicar de manera clara y transparente el importe de las comisiones y si se puede desistir de la operación sin coste adicional. Para poner a disposición del cliente todas las comodidades posibles.

Préstamo personal

¿Y el consumidor?

El cliente debe saber dónde se está metiendo en todo momento. Es decir, nadie conoce mejor su situación financiera que el propio consumidor, por lo que deberá echar cuentas a ver si la cantidad de dinero que necesita es realista y asumible. Si la puede devolver contando los intereses y en el plazo indicado. En ese caso, sí se puede lanzar a la piscina.

En el caso de que se tenga cualquier duda con los papeleos, los intereses o las condiciones, entre otros, es recomendable consultarlo con la propia entidad para salir de dudas o bien a través de un asesor o abogado. Para no firmar nunca algo de lo que no se está completamente seguro.

En Fintonic te ofrecemos un crédito responsable

En Fintonic somos 100% transparentes y no nos gusta la letra pequeña, por lo que si quieres solicitar un préstamo personal podemos ayudarte. Desde nuestra web de préstamos encontrarás toda la información necesaria y podrás iniciar tu solicitud para conseguir el dinero que necesitas al menor interés posible.

Ponemos a tu disposición un préstamo responsable, de tal forma que solo te ofreceremos una determinada cantidad de dinero si sabemos que puedes devolverlo. Además, el FinScore que consigas determinará tu nivel de riesgo y por tanto las condiciones en cuanto a intereses y plazos, para que se ajuste completamente a tus necesidades específicas.

Descárgate ahora la app de Fintonic, regístrate, conecta tus cuentas y descubre qué cantidad puedes solicitar de préstamo y bajo qué condiciones. Es muy importante que mejores tu FinScore para conseguir las mejores condiciones posibles. Nada nos gustaría más que poder darte ese dinero que necesitas para cumplir todos tus sueños y alcanzar las metas que te propongas.

¿Quieres solicitar un crédito responsable? Recuerda que podemos ayudarte.

Consigue tu préstamo con Fintonic