A la hora de comprar un coche, es normal tener dudas sobre si comprarlo nuevo o de segunda mano. Obviamente, de segunda mano es muchísimo más barato, aunque dependiendo de para qué lo necesitas podría venirte mejor una opción u otra. En Fintonic te ayudamos a elegir. ¡Empezamos!

Comprar coche nuevo vs de segunda mano

Comprar un coche es una experiencia emocionante, porque te permite moverte libremente de un sitio para el otro sin tener que depender de nada ni de nadie. Claro que, los coches nuevos siempre son más caros que los de segunda mano.

Sin embargo, a la hora de saber qué tipo coche va más contigo, debes hacerte unas cuantas preguntas, para así acertar de pleno. Por ejemplo:

  • ¿Cuánto lo vas a utilizar a la semana o al mes?
  • ¿Qué presupuesto tienes disponible?
  • ¿Qué características quieres y cuáles te dan más igual?

Cuando hayas respondido a estas preguntas, tendrás más claro qué opción se ajusta más a tus necesidades. Para ayudarte a elegir, te mostramos las ventajas y las desventajas de cada opción:

Comprar coche nuevo vs de segunda mano

Coche nuevo: ventajas y desventajas

A priori, el coche nuevo siempre son todo ventajas, dado que sienta muy bien estrenarlo, su olor a nuevo, saber que no ha pasado por otras manos, que está perfecto, que no tiene ni un rasguño, etc. De salida, en lo que respecta a la estética y a la funcionalidad está perfecto.

Claro que, el gran inconveniente siempre es el mismo: el precio. Podríamos decir que el único defecto de los coches nuevos es que siempre van a ser más caros que los de segunda mano (dentro de la misma marca y modelo). Por lo que, si el precio es un factor determinante, podrías tener que recurrir a los usados.


Eso sí, ten en cuenta que no todos los coches cuestan lo mismo. Como sabrás, hay coches sencillos y nuevos por 10.000 euros y también los hay de gama alta y de segunda mano por 20.000 euros. Por lo que, en base a tu presupuesto, deberás poner en una balanza lo que prefieres.

Préstamo Fintonic para comprar tu coche nuevo

Coche de segunda mano: ventajas y desventajas

El coche de segunda mano es una opción estupenda para quienes necesitan un vehículo y no quieren gastarse tanto dinero en un coche nuevo. Al fin y al cabo, pierde valor desde el segundo en el que quita del concesionario.

Por tanto, si hablamos de coche de segunda mano tenemos que su ventaja principal es el precio, dado que es posible conseguir un mismo modelo mucho más barato, por mucho menos dinero.

¿Los inconvenientes? El coche ya está usado, ya han pasado otras personas por él, puede que no esté impecable como el primer día, ya tiene kilómetros, es posible que haya sufrido averías, que tengas que repararle algo pronto, etc. Digamos que, te arriesgas más.

Comprando un coche de segunda mano ahorras dinero en la transacción pero te arriesgas más en el sentido de que no sabes cómo lo han cuidado, por lo que sí ha salido malo podrías no salir del taller y tener sobrecostes. ¡Es una lotería!

La mejor ayuda: un préstamo

Si el precio es un problema, recuerda que en Fintonic puedes solicitar un préstamo personal con las mejores condiciones posibles para que compres el coche de tus sueños. Solo tendrás que entrar en nuestra web de préstamos y echar un vistazo tú mismo, así como desde la app de Fintonic para tu móvil.

Negociamos hasta 50.000 euros, para que compres el coche de segunda mano o nuevo que deseas. Sin que el dinero sea un obstáculo.

¿Y tú? ¿Qué eliges? ¿Te echamos una mano?

Consigue tu préstamo con Fintonic