¿Eres de los que está deseando un puente para hacer la maleta y recorrer mundo? ¿Miras el calendario y empiezas a organizarte escapadas desde principios de año? ¿Te conoces de memoria todos los festivos del año? Entonces está claro… ¡eres un puentista!