Correr una maratón es sinónimo de esfuerzo, compromiso y fortaleza; corres por alcanzar una meta y experimentar lo sentimientos que causa el hacerlo. Supone muchos meses de esfuerzo y entrenamiento, ¿no te recuerda a algo? Correr es como ahorrar, lo haces porque tienes un objetivo…