Normalmente, cuando una persona solicita un préstamo personal no piensa en que se va a morir pronto y le dejará la deuda a sus herederos. Pero es importante conocer la respuesta; sobre todo antes de solicitarlo.