Meses de invierno, final de mes. Intentas retrasarlo todo lo que puedes, pero cada vez que vas a entrar en casa te lo encuentras: el buzón. Es normal tener miedo en estos meses de frío a abrir las cartas porque entre ellas está la factura…