Cuando hacemos un seguro de vida lo normal es que tenga diferentes coberturas, las más habituales son la cobertura de fallecimiento y la de invalidez. La de fallecimiento está más clara, te mueres y los beneficiarios del seguro cobran la indemnización, pero con la invalidez…