Cuando tenemos que hacer frente a una deuda, corremos el peligro de entrar en un auténtico círculo vicioso. Tenemos que satisfacer los pagos en un determinado plazo y a veces nos vemos obligados a hacer malabarismos contables. Parte de nuestros ingresos quedan ‘hipotecados’ con esa…