¡Y por fin ha llegado el momento! Has hecho bien tus deberes, y ahora te toca despedirte de mamá y papá y vivir tu propia vida (seguramente ellos lo pasen mal al ver que su cachorrillo abandona la manada, pero tú ya tienes tu trabajo,…