Antes de que empieces a poner en forma tus cuentas con Fintonic, nos gustaría hablarte de seguridad. No queremos que te tomes esto como una charla aburrida, sino como el calentamiento que precede el ejercicio. Ready, set, go.