En la actualidad, existen muchos tipos de cuentas bancarias. Pero, ¿qué hay de las cuentas mancomunadas? Seguro que estás más que acostumbrado a oír hablar de ellas, pero puede que este nombre te despiste. Descúbrelas a continuación:

¿Qué son las cuentas mancomunadas?

Una cuenta mancomunada o conjunta se refiere al tipo de cuenta en la que dos o más personas comparten su titularidad y tienen derechos plenos sobre ella.

Este término proviene del latín “mancomun“, que significa “manos comunes” y se refiere a lo que se hace de modo coparticipativo para conseguir un fin.

Al contratar una cuenta con este carácter se requiere del consentimiento por parte de todos los titulares para ejercer ciertos derechos sobre la cuenta. Entre ellos, cancelación anticipada, modificación de la cuenta, cambio de domicilio y otros derechos.

A pesar de ser cuentas con cotitularidad, no se deben confundir con otro tipo de cuentas. No tiene que ver con la cuenta solidaria o indistinta, dado que en ellas los titulares pueden disponer del saldo con solo su firma. Lo mismo ocurre si se autoriza a una tercera persona en una cuenta corriente. Mientras que en las cuentas mancomunadas, cada titular decide sobre lo que pueden hacer los demás.

Ventajas

¿Qué ventajas ofrece una cuenta mancomunada? Las siguientes:

  • Fácil de usar: otro de los beneficios, es que es una cuenta muy sencilla de usar. Al estar centralizado, es más fácil contabilizar el dinero y también gestionarlo. Sobre todo de cara a compartir cuentas.
  • Unificación de los criterios: con este tipo de cuenta se puede crear algo más que una cuenta entre varios, sino un proyecto para un bien común. Por ello, es muy popular entre las parejas.
  • Comodidad: gracias a este tipo de cuentas, los pagos compartidos son más cómodos, dado que se pueden gestionar directamente dese una sola cuenta en vez de utilizar varias por separado.

Desventajas

En lo referente a las desventajas, solo destacaríamos que al ser un tipo de cuenta pensado para compartir gastos entre parejas, puede generar conflictos si se termina la relación, pero es lo que ocurriría con cualquier otro tipo de cuenta pensada para este fin.

¿Por qué crear una?

Es un tipo de cuenta ideal para las parejas que buscan un tipo de cuenta para compartir gastos, de tal forma que puedan ingresar y retirar conforme a sus necesidades económicas para su bien común.

También es muy interesante como tipo de cuenta para empresas que tienen varios socios. De esta forma, pueden ingresar por separado y hacer pagos comunes para hacer crecer sus negocios.

¿Cómo se abre?

Para abrir una cuenta mancomunada, simplemente hay que acudir a un banco y abrirla conforme a estas características. Para ello, deben acudir los titulares interesados y se requiere su firma.

¿Es gratuita?

Depende de la entidad bancaria. Hay entidades que exigen algún grado de vinculación, como tener una nómina o domiciliado el pago de autónomos o una pensión. Por eso es importante informar y comparar entre los distintos bancos para ver si alguno te ofrece una opción sin coste y con la mínima vinculación.

> Tu cuenta en un clic con Fintonic

En Fintonic ponemos a tu disposición la Cuenta Siempre Positiva para que accedas en un momento a una cuenta gratis, sin comisiones y que incluso te da una tarjeta también gratuita. Todas las comodidades que necesitas para hacer pagos por Internet o físicos.

Puedes crearte una cuenta Fintonic ya mismo solo con la app y tu DNI. Una alternativa frente a las cuentas conjuntas pero totalmente gratis y sin requisitos, para usar como principal o secundaria. Además, te aporta un extra a la hora de controlar todos tus gastos dado que Fintonic hace un análisis exhaustivo de tus finanzas para ayudarte a organizar mejor tu dinero, ya sea en parea o de forma individual.